Ciego de Avila

La filial de la Fundación Nicolás Guillén en Ciego de Ávila fue creada el 13 de febrero de 2002 en la sede de la UNEAC de la provincia, por Nicolás Hernández Guillén, presidente de la Fundación a nivel nacio­nal y Humberto Rodríguez Manso, en aquel entonces vicepresidente. Se designa al escritor e investigador Larry Morales como su presidente.  Pero no es hasta 2004 que comienza su trabajo sistemático con los primeros proyectos, ya que en esta fecha empieza a utilizarse como local de la institución, la propia casa de su presidente, sede que se inaugura el 21 de octubre de ese mismo año en el municipio Morón.

Cada uno de los proyectos de la filial ha surgido con la fuerza de los propios ímpetus que la engendraron.  Lo demás ha sido la realización de un sueño tras otro, lealtad a nuestro hermoso proceso político-social, estudiar la vida y la obra de nuestro Poeta Nacional, Nicolás Guillén, difundir las distintas manifestaciones de la cultura cubana, formar valores, dar a conocer la importancia de la cultura negra en el desarrollo histórico de nuestra cultura nacional y mostrarles a todos los que se acercan a nuestros escenarios el verdadero color cubano.

En la Fundación Nicolás Guillén de Ciego de Ávila se conserva la totalidad de la obra realizada y atesorada por el Dr. Benito Llanes Recino.  Ostenta entre su patrimonio las voces grabadas de importantes personalidades desaparecidas, tales como Santiago Alvarez, Rita Longa, miembros del Pelotón Suicida del Vaquerito, combatientes de la provincia de Ciego de Ávila, Jorge Timossi, Benito Llanes y muchas otras.  Se conservan cientos de archivos fotográficos y documentos originales que corresponden a la historia moronense y avileña.  También forman parte del patrimonio de la Fundación obras originales de artistas plásticos del territorio, del país y del extranjero. Una colección de tallas en madera de Hugo Cortijo, piezas de Lucía Watson y de Rita Longa, grabados de Raúl Martínez, entre otros objetos de valor patrimonial.

Esta institución influye notablemente en la vida cultural de la comunidad, del municipio y de la provincia. Es visitada constantemente por personalidades cubanas y extranjeras que vienen a ver cómo se puede hacer cultura desde el corazón de la misma comunidad, desde el propio hogar de los anfitriones, con una reducidísima plantilla de tres personas.

La Filial está estructurada en un ejecutivo y miembros:

Ejecutivo:

Presidente: Larry Morales Rodríguez. Escritor, investigador.  Miembro de la UNEAC. Premio UNEAC. Miembro de la Sociedad Académica de Historiadores Iberoamericanos y de la Academia Latinoamericana de la Literatura Moderna.

Vicepresidenta: Lina Leiva Méndez. Escritora, poeta. Miembro de la UNEAC.  Premio La Edad de Oro.

Coordinadora académica: Yamila Ferrá Gómez. Poeta. Profesora de Historia en el instituto Pre-universitario Nguyen Van Troi.

Divulgador: Litzae Socorro Mesa. Lic. en Informática, maestro de la escuela primaria Antonio Maceo.

Administrador: Segundo Miguel Varela, con amplia experiencia en cuestiones administrativas y de organización del trabajo.

Miembros

Lázaro Rojas. Trovador. Coordinador del proyecto Cuerda rota.

Esperanza Daudinot. Percusionista. Instructora de danza. Coordinadora del proyecto Yambambó.

Nelson Mirabal. Asesor Jurídico de la Fundación.

Yuleidy Zurita. Actriz.

Lien Piloto. Cantante. Coordinadora proyecto Cuerda Rota.

Aimee Castillo. Servicios.

La sede de la filial avileña se encuentra en:

Calle Martí # 9, entre Cisneros y Goicuría, Morón. Ciego de Ávila.

Puede contactar con su equipo a través de los contactos:

Teléfono:   +53 3350 5210

Correo:  fnguillen@ciego.cult.cumoralesrodriguezlarry@gmail.com

Facebook: Fundación Nicolás Guillén. Ciego de Ávila

como institución sociocultural.

La filial cuenta con la revista Palma sola. Además, algunos de sus proyectos cuentan con páginas y grupos en Facebook e Instagram, donde promueven sus actividades, colocan sus productos comunicativos y realizan acciones de intercambio en vivo con sus grupos meta.

  • Estoy poniendo la hamaca

Consiste en una tertulia que lleva por nombre Estoy poniendo la hamaca, debido al significado de la hamaca como elemento de la cultura aborigen cubana y latinoamericana, y como valiosa y significativa prenda utilizada por los mambises y por los grandes próceres latinoamericanos en sus guerras independentistas. En la región específica de la Trocha de Júcaro a Morón, la hamaca tuvo una significación especial. Tuvo que ver también con este nombre el poema Estoy poniendo la hamaca, de la escritora Lina Leiva, el cual fue premiado en el Encuentro Nacional de Talleres Literarios, efectuado en 2004, correspondiente a los años 2002-2003, realizado en la ciudad de Santa Clara y con el libro del mismo nombre, publicado en 2017 por la editorial Gente Nueva.

Se invita a un artista, a una personalidad de la cultura (así comenzó, pero ya la propia dinámica del proyecto ha hecho que se inviten a personalidades de distintos sectores, tales como la medicina, el deporte, la ciencia, la educación, las FAR y el MININT, la jurisprudencia, la Historia y las Ciencias Sociales).  Esta persona se sienta en la hamaca ante un público diverso.  Es entrevistada por el coordinador de este proyecto, el escritor, ensayista, investigador y poeta, Larry Morales, quien no solo la entrevista, sino que establece un amplio y profundo diálogo con ella, en el que puede participar el público presente.  Esta conversación es matizada con música culta, la cual se ejecuta desde una plataforma lateral por un grupo invitado.  La hamaca se ha convertido además en una especie de estímulo, de premio para el invitado.

Esta conversación queda registrada, lo cual enriquece el patrimonio cultural de la región.

Por la hamaca han pasado más de 200 personalidades de la localidad, de Cuba y del extranjero.  Entre ellos, Juan Vela, cuando ejercía como Ministro de Educación Superior; rectores de universidades latinoamericanas, académicos de universidades latinoamericanas y europeas, Miguel Barnet, Eduardo Torres Cuevas, la Dra. María Dolores Ortiz, José Martines, de la Organización Mundial para la Salud; Carlos Tena, miembro de la Academia de Bellas Artes de Madrid; Nicolás Hernández Guillén, Mariela Castro Espín, numerosos intelectuales norteamericanos de la Global Volunteers, Vicente Feliú, Waldo Leyva, Ibrahim Doblado, Dr. José Loyola, periodista Walfredo Angulo, el Dr. Irrael Borracero, médico-investigador del hospital Ameijeiras; Sisto Gungui, titular de la Flamingo en Italia; Guillermina Hernández, del Gobierno de Canarias; Dr. Benjamín Galicia, antropólogo mexicano y presidente del Centro de Investigaciones de Acapulco; Róger Machado, director equipo de pelota de Ciego; Ibrahim Hidalgo, del Centro de Estudios Martianos; Leonardo Pérez Gallardo, Zuleica Román, Premio Casa de las Américas; el pintor Nelson Domínguez, el músico Adalberto Álvarez, la Dra. Denia García Ronda, el dúo Buena Fe, la periodista Soledad Cruz, los escritores Enrique Pérez Díaz y Virgilio López Lemus, la Dra. Arelys Azcuy, los locutores Magdiel Pérez, Arquímedes Romo, entre muchas otras personalidades.

Entre las instituciones y personas que se involucran en la tertulia se encuentran: la Universidad Máximo Gómez Báez, el CUM Benito Llanes Recino, el Sectorial Municipal de Educación de Morón, la TV Avileña, Radio Surco, el PCC, el Poder Popular, la UJC y el Sectorial de Salud Pública de Morón y de la provincia, la dirección municipal de los CDR, la Zona 3 (donde está enclavado el proyecto), el Taller Literario Javier Heraud, de Morón, el Centro Provincial del Libro, de Ciego de Ávila, la Peña Trovándote, de Ciego de Ávila, El ICAP de Ciego de Ávila, la UNEAC nacional, provincial y municipal, la Asociación Nacional de Amistad Italia-Cuba, la Fundación Alessandro Mansoni, el Centro de Investigación de Acapulco, la Asociación Ana María Rimoaldi, de Roma, la Asociación Cultural del Litoral de Argentina, la Sociedad Académica Iberoamericana y la Academia de la Literatura Moderna, ambas en México,  entre otros. Pero fundamentalmente involucra a la comunidad, como principal destinataria de la experiencia y las enseñanzas que emanan de cada tertulia.

  • Las barcas de cristal

Este proyecto fue ideado por la escritora Lina Leiva, miembro de la UNEAC, la cual fue apoyada desde sus inicios por el escritor Larry Morales. En él participa un grupo de estudiantes del Instituto Pre-universitario Nguyen Van Troi, con la profesora de historia MsC. Yamila Ferrá Gómez al frente, miembro de la Fundación Nicolás Guillén y del Taller Literario Javier Heraud, de Morón.

El proyecto lleva ese nombre, porque así se nombra el libro que lo origina.  Consiste en una peña quincenal que se realiza en la sede de la Fundación con la escritora Lina Leiva y la profesora Yamila Ferrá, a partir de un libro de cuento inédito (luego publicado en varias ocasiones por la editorial Gente Nueva) de la autoría de Lina, escrito para jóvenes, donde se tratan temas sobre la problemática social que pueden en un momento determinado afectar a estas edades.  Después de la autora leer un cuento, se somete a un profundo debate por parte de los estudiantes, profesores y padres que asisten a esta actividad.

El espacio cuenta con diferentes secciones.  La sección Catalejos, en la que se le formulan preguntas de conocimiento general y se premia con libros a los ganadores. La sección El regalo, la cual consiste en la lectura de las obras escritas por los propios estudiantes, la muestra de pinturas y dibujos realizados por ellos, o una danza.  La sección Mis ojos, tus ojos, nuestros ojos, en la que un artista plástico muestra una obra, la explica y escucha la opinión de los alumnos acerca de esta. También este artista plástico enseña a los participantes el ABC de la plástica, los prepara para que visiten una galería y conozcan los géneros que aprecian. La sección de Crítica literaria, en la que un escritor da lectura a un artículo, crónica, ensayo o cualquier género breve y les explica las diferencias entre ellos. Por último, se realiza la sección de El buzón de las dudas. Esta consiste en un buzón que permanece en la secretaría del pre-universitario o en la propia Fundación, donde los alumnos integrantes del proyecto depositan sus dudas de forma anónima.  El buzón es llevado a la peña donde se les da respuesta a las dudas por parte de un sicopedagogo y otros profesionales del Centro de Promoción para la Salud del municipio Morón. La actividad comienza y termina con la actuación de un trovador.

Este proyecto tiene principalmente el propósito de formar valores; llegar a los jóvenes a través de la literatura para que así asimilen la realidad que los circunda, aprecien la relación social y sepan valorar sus problemas; que los jóvenes se engrandezcan ante la vida y se preparen para que sean mejores seres humanos en el futuro.

Sus acciones están dirigidas a los jóvenes de un grupo del pre-universitario urbano Nguyen Van Troi, de Morón, pero ya se han extendido estas actividades a otros jóvenes de otras enseñanzas, incluso de enseñanzas especiales y a universitarios.

En la coordinación de la experiencia participan la escritora Lina Leiva, Larry Morales, la profesora y escritora Msc. Yamila Ferrá, la actriz Yuleidi Zurita, la cantante Lien Piloto, el pintor Jorge Báez, miembro de la UNEAC, padres de alumnos y personas de la comunidad que se han interesado voluntariamente en el proyecto, la dirección Municipal de Educación, la Asociación Hermanos Saíz, la TV Avileña y Radio Surco, la UJC de Morón, la FMC, los CDR, específicamente la Zona 3 (donde está enclavado el proyecto), entre otros. También se vincula a él la dirección del Pre-universitario urbano Nguyen Van Troi, el Centro Provincial del Libro y la Literatura y el Centro de Promoción de Salud.

  • Cuerda rota

Este proyecto surgió después de la visita del ministro de Cultura, Abel Prieto, a la Fundación, pues se habló de la necesidad de un espacio para la trova y la poesía. Consiste en una tertulia trovadoresca, en la que un trovador anfitrión –en este caso Lázaro Rojas, coordinador el proyecto– invita a uno o varios trovadores a alternar con él en el espacio.

El proyecto tiene varias secciones: la sección A capella, en la que el anfitrión invita a un poeta a decir sus poemas; la sección Mano a mano donde el anfitrión invita a trovadores a cantar o trae previamente a invitados; y la sección Trovadores de la herejía, donde se comenta la vida y obra de un trovador en cada edición del proyecto.

Han visitado este proyecto trovadores de la talla de Vicente Feliú, Pepe Ordaz, Clodoaldo Parada, Heidi Igualada, Martha Campos, Eduardo Sosa, y los trovadores argentinos Pablo Poletto. Alejandro Marcogliese, entre otros.

  • Pantalla afuera

Este proyecto comenzó bajo la organización de Asiel Babastro. Es el resultado de la unión de un grupo de jóvenes con inquietudes artísticas y cinematográficas. Alternativo es el término, precisamente por las condiciones de producción, pero siempre prima la necesidad de obtener un resultado estético y conceptual por encima de la carencia.

Tiene dentro de sus funciones específicas, atesorar la memoria histórica y cultural de nuestro pueblo, almacenando imágenes que hayan sido grabadas en diferentes formatos desde los tiempos más remotos hasta la actualidad. Pretende además la realización de documentales, didácticos y otros materiales de ficción, que estén reflejados en obras escritas de miembros o no de la Fundación.

Este proyecto ya ha realizado documentales tales como Hemingway, el rey de los jardines, en el que aparecen reflejadas todas las incursiones del novelista norteamericano en los Jardines del Rey; un documental sobre el trovador Carlos Varela; un documental sobre la poetisa Dulce María Loynaz y uno sobre la presencia de Guillén en Morón.

Consiste además en llevar audiovisuales y otras manifestaciones del arte a comunidades rurales, como antaño lo hacía el cine móvil del ICAIC.  Este proyecto propicia un intercambio con los espectadores de esas comunidades, proponiendo así alternativas de entretenimiento y educando el gusto y la posibilidad de informar del quehacer audiovisual joven y no tan joven cubano o internacional.

Luego del impulso inicial que dio el realizador Asiel Babastro, el proyecto fue continuado por José Ángel Guevara, y en la actualidad lo coordina Litzae Socorro.

  • La culpa es del viento

Surge bajo la iniciativa del sicopedagogo Vladimir Morales (fallecido), miembro de la filial de la Fundación Nicolás Guillén en el territorio.  En él participan los coordinadores, la escritora Lina Leiva y la bibliotecaria Milié Padrón y estudiantes de 5to. y 6to. grados de la enseñanza primaria y estudiantes de secundaria.

Se denomina La culpa es del viento, por una frase dicha por Fidel Castro a Omar Torrijos en ocasión de la visita de este a Cuba. Se trata de un trabajo realizado a partir de los audiovisuales de Ernesto Piña, basados en el libro Pubertad, de Mariela Castro Espín. Los alumnos visualizan el animado, Lina Leiva lee un cuento relacionado con el tema de dicho animado y se propicia un debate interesantísimo con los alumnos. Al final los estudiantes dibujan, esculpen en plastilina o escriben y le entregan a la escritora la creación que han hecho como un regalo y un agradecimiento por lo que han aprendido en el proyecto.  En este espacio se tienen en cuenta las efemérides, no solo patrióticas, sino de toda índole, pues los niños trabajan sobre la base de estas fechas conmemorativas.

El proyecto persigue principalmente formar valores, llegar a los niños a través de la literatura y el audiovisual para que asimilen los cambios que se operan en ellos en la difícil etapa de la pubertad, se engrandezcan ante la vida y se preparen para que sean mejores seres humanos en el futuro.

  • Conozcamos a Guillén

Constituye un proyecto académico para el estudio de la vida y obra de Nicolás Guillén. Incluye cursos, conferencias, talleres y asesorías de maestrías. Se profundiza en el Guillén vinculado a la ciudad de Morón, pues aquí tuvo tres amistades: el Dr. Benito Llanes Recino, el trovador Clodoaldo Parada y el escritor Larry Morales. Este proyecto se desarrolla en coordinación con el Centro de Promoción del Sectorial provincial de Cultura y con la Universidad de Morón. También este proyecto ofrece talleres y cursos de creación literaria y de música, en coordinación con el proyecto Las barcas de cristal, la sede universitaria de Morón y la agrupación La Familia.

  • Yambambó: proyecto sociocultural comunitario para la revitalización de las raíces haitianas

Ubicación: Comunidad Tuero (Circunscripción 35). Consejo Popular El Vaquerito. Morón. Ciego de Ávila. Cuba.

Institución que acompaña: Fundación Nicolás Guillén. Provincia Ciego de Ávila

Instituciones relacionadas:

  • Cátedra del Haitiano de la Universidad de Ciego de Ávila “Máximo Gómez Báez”
  • Sociedad de Residentes y descendientes de haitianos en Ciego de Ávila
  • Centro Universitario Morón “Benito Llanes”
  • Asamblea Municipal del Poder Popular Morón
  • Dirección Municipal de Cultura Morón. Ciego de Ávila
  • Casa de Cultura “Haydeé Santa María Cuadrado”. Morón
  • MINED Municipal. Escuela primaria rural Ángel Gutiérrez. Reparto Tuero
  • MINSAP Municipal. Consultorio Médico de la Familia de Tuero
  • CDR 6 (Zona 35)
  • Comité Provincial de la UNEAC. Ciego de Ávila.
  • Centro Provincial de la Música (MUSICAVILA)

El proyecto Yambambó tiene como objetivo general fomentar el desarrollo local sostenible de la comunidad Tuero, a partir de la preservación y difusión de las tradiciones identitarias haitianas y de la gestión responsable de su patrimonio cultural. De ahí que esté encaminado a potenciar espacios para las expresiones y prácticas culturales de la comunidad, así como fortalecer la capacidad de gestión de los actores locales con el objetivo de crear en ellos una visión integradora de los procesos de desarrollo, cuya finalidad será contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de la población.

En tal sentido, reconoce la importancia estratégica de la dimensión cultural en el desarrollo comunitario sostenible, que pone como centro principal de las acciones del proyecto a los miembros de la comunidad, sin distinción de edad, género y raza, por lo que la prioridad será contribuir a la formación de sujetos sociales responsables y humanos, que entiendan, incorporen y promuevan los valores de equidad y justicia social en sus prácticas diarias.

Es gestionado por un grupo conformado por: jefe o coordinador de proyecto, coordinadores de tareas, factores de la comunidad, instituciones y organismos y acompañantes.

El proyecto se inscribe dentro de las iniciativas comunitarias que contribuyen al proceso de implementación de los Lineamientos de la política económica y social del Partido y la Revolución, especialmente el lineamiento 163 que se refiere a: “Continuar fomentando la defensa de la identidad, la conservación del patrimonio cultural, la creación artística y literaria y la capacidad para apreciar el arte. Promover la lectura, enriquecer la vida cultural de la población y potenciar el trabajo comunitario como vías para satisfacer las necesidades espirituales y fortalecer los valores sociales”.

La unidad artística danzaría, centro neurálgico de este proyecto se denomina Fanm Zetwal, que quiere decir en creole, Mujeres estrellas.

FANM ZETWAL O MUJERES ESTRELLAS

En el reino de este mundo –apelando al nombre de una novela del gran escritor cubano Alejo Carpenter–, la pobreza, la discriminación racial y de género, la violencia, son más recurrentes en la mujer, pero ¡cuidado! que la diosa Ezili, personificación de la belleza, de la sensualidad, coqueta por excelencia y apasionada por su apariencia y sus diversiones, se desplaza lentamente como si caminara sobre las olas y, con sus movimientos de caderas, su mirada penetrante y estática, su altivez y fiereza, veladas por el manto de la dulzura, lanza sus redes invisibles, protege a sus congéneres y lo envuelve todo con la luz de la felicidad.

Amparadas por Ezili, un grupo de mujeres estrellas del color de la noche, sensuales y fuertes como el corazón del ébano, delicadas y con la energía de un tornado, se unieron para ahuyentar el desconsuelo, el silencio; se unieron para atraer –con el profundo toque de sus tambores y el grito ancestral de sus gargantas– la esperanza, el eco eterno de la vida. Así surgió Fanm Zetwal.

La avidez por no dejar morir la cultura de sus abuelos haitianos hizo que estas mujeres vistieran trajes multicolores con la textura del monte y el brillo de la luna, y se lanzaran a los escenarios a conquistar el esplendor del pasado, el delirio del presente, la eternidad del futuro.

Cantos que evocan la dignidad de la raza, yambambó, yambambé; el exilio involuntario y, por ende, la nostalgia infinita por la madre tierra; la transculturación, el barco velero repleto de negros silenciosos y asustados arribando a cualquier costa americana; movimientos eróticos, alegría, tradiciones…

La diosa Ezili baila desenfrenadamente, ya sus mujeres estrellas están a salvo: la música y la danza y el canto se han ocupado de ello.

Fanm Zetwal ha cumplido su misión en el reino de este mundo.

La premisa fundamental de esta institución ha sido la aplicación de los principios de la multisectorialidad, pues la esencia de sus proyectos radica en su relación con instituciones como la UNEAC, las direcciones de Educación, Cultura y Salud Pública; la Unión de Juristas, MINTUR, FEU, UJC, FEEM, FMC, ICAP, BANDEC, MININT, CDR, ICRT, Asociación Yorubá, Logia Masónica, Poder Popular, PCC, entre otras.

Para reconocer el trabajo de importantes artistas nacionales y territoriales, así como el apoyo de algunas personas al trabajo de la institución, la filial entrega dos distinciones:

Distinción SITIO VIEJO (la más alta que entrega esta institución) a personalidades e instituciones que se han destacado visiblemente, no solo en la esfera cultural, sino en sentido general.

Distinción CUERDA ROTA sobre todo a personalidades relacionadas con el ámbito musical y poético.

La actividad internacional de la filial de la Fundación Nicolás Guillén en Ciego de Ávila ha sido intensa desde su surgimiento.  Es por ello que se mantienen estrechos lazos de trabajo con el ICAP y el departamento de Relaciones Internacionales del Poder Popular provincial.

Desde el lejano año 2005 en que la Brigada Nórdica nos visitó y fueron objetos de una tertulia del proyecto Estoy poniendo la hamaca, hasta hoy, instituciones de países como Italia, España, Argentina, México, Ecuador, Chile, Estados Unidos, entre otros, han contactado con esta Fundación. Embajadores de numerosos países, académicos y estudiantes de diversas universidades, han recibido una detallada explicación del funcionamiento de nuestros proyectos. 

La Fundación tiene firmado convenios de intercambio cultural con el Centro de Investigación e Información de Acapulco, México; la Asociación de Amistad Italia-Cuba; la Asociación Anna María Rimoaldi, de Roma; la Asociación MP, de París; la Sociedad Académica de Historiadores Latinoamericanos, con sede en México y con la Asociación Cultural del Litoral de Santa Fe, Argentina.

En estos años, la filial ha obtenido premios y reconocimientos, tales como la Medalla Raúl Gómez García, el Diploma Nicolás Guillén que otorga La UNEAC nacional, la Medalla XVIII Congreso de la CTC, la Medalla XX Aniversario de la Asociación Hermanos Saíz, el Premio Salud, el Premio Academia, el Premio Pedagogía, la Medalla de la Amistad, que otorga la Asociación Cultural del Litoral de Sante Fe, Argentina, el sello Centenario del Natalicio de Salvador Allende, la Distinción Ornofay, que otorga el Museo de la Ciudad de Morón, la Réplica del Machete de Simón Reyes, El Águila de la Trocha, que otorga el Gobierno provincial y  la Distinción Ciudad de los Portales, la más alta que confiere Cultura en la provincia avileña.