Matanzas

Filial Cárdenas

La filial de la Fundación Nicolás Guillén en el municipio Cárdenas, provincia Matanzas, fue fundada el 10 de mayo del 2002, año del centenario del natalicio del Poeta Nacional. Tiene entre sus objetivos generales:

  • Promover el estudio de la vida y obra de Nicolás Guillén, así como su relación con sus contemporáneos.
  • Contribuir al conocimiento y preservación de los valores identitarios de la cultura cubana y el aporte de África a ella.
  • Contribuir a la reducción de desigualdades asociadas a género, color de la piel, edad, discapacidad, nivel cognoscitivo, preferencia sexual y situación económica, a partir de acciones educativas y socioculturales comunitarias integrales.

Para desarrollar su trabajo cuenta con una sólida red de colaboradores, integrada no solo por instituciones municipales, sino también por personalidades de la cultura y el deporte, artistas, combatientes, especialistas en temas de identidad caribeña, trabajadores por cuenta propia, líderes barriales y familias. Entre ellas están el gobierno municipal, las direcciones municipales de Educación, Cultura, Deporte y Salud; el Comité Municipal del PCC, la Organización de Pioneros «José Martí» (OPJM), la Federación de Estudiantes de Enseñanza Media (FEEM), la Federación de Estudiantes de Enseñanza Universitaria (FEU), la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), los Comité de Defensa de La Revolución (CDR) y la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC); la Asociación de Pedagogos, la Clínica de Neurodesarrollo, el Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo, la Asociación Cubana de Artesanos y Artistas (ACAA), la Iglesia Presbiteriana.

Actualmente la filial no tiene una sede física en el municipio, no obstante, para la realización de sus actividades cuenta con los espacios de la casa de su presidenta Silvia Alderete Abreu, el pre-universitario 13 de marzo y las escuelas primarias asociadas al proyecto Escalando la Esperanza.

Su ejecutivo está formado por su presidenta, miembros y colaboradores.

Programas de trabajo y proyectos

La filial desarrolla tres programas de trabajo fundamentalmente, con objetivos y tareas específicas, estos son:

  • Talleres y cursos
  • Conferencias
  • Presentaciones de libros
  • Creación de sociedades científicas
  • Desarrollo de investigaciones
  • Participación en actividades culturales y eventos
  • Creación de la Cantoría Sapito y Sapón
  • Programa radial semanal » Guillén entre nosotros «
  • Talleres literarios en fechas señaladas
  • Promoción del concurso » Leer a Guillén «

Como resultado de estas actividades, han tenido gran impacto los cursos técnicos impartidos a todas las bibliotecarias del municipio sobre los valores de identidad cultural cubana mediante la obra poética de N. Guillén: los cursos técnicos metodológicos sobre las obras del Poeta Nacional que aparecen en los textos de los diferentes niveles educativos, los impartidos en algunos centros, sobre el aporte de África a la identidad cultural cubana y cardenense, el tratamiento técnico-metodológico a maestros de la enseñanza primaria sobre el Cuaderno Martiano I.

Resalta además la creación de sociedades científicas sobre temas relacionados con la violencia de género, la sociedad abakuá, y la religión yoruba y su contextualización en el territorio; así como la creación de la Cantoría Sapito y Sapón, que bajo la dirección de Dalila Rodríguez ha musicalizado varios poemas del libro Por el mar de las Antillas, además de la inclusión de un amplio repertorio de música cubana.

Uno de los eventos más importantes del programa es el concurso Leer a Guillén, que comenzó a realizarse en Cárdenas desde 2002. A lo largo de los años, se ha convertido en una actividad que convoca a personas de todo el territorio, y cuya gala cada año cuenta con la presencia de instituciones, organizaciones políticas, religiosas y de masa, así como el Consejo de dirección de la FNG y su presidente. Se destaca el aporte de los trabajadores por cuenta propia.

Tiene como objetivo la preservación de las raíces del son como ritmo cubano. Cuenta con diferentes actividades, rectoradas por la peña “Motivos de son”. Dicha peña tiene una frecuencia mensual, con una propuesta variada de música grabada o agrupaciones musicales del municipio y de otras provincias.

Por otra parte, la peña contiene actividades teóricas sobre el son, Guillén y su obra, figuras soneras, etc. En ocasiones el espacio también está dedicado a otras formas genéricas del son y se rinden diferentes homenajes especiales como a Columbia del Puerto o Joseíto Oceguera, sonero ganador del Premio de la Popularidad en una edición del concurso Todo el mundo canta.

Se realiza también el concurso culinario “Joseíto Oceguera in memoriam” que cuenta con la presencia de destacados chefs y se premian los mejores platos realizados con papa.

El programa tiene sólidos vínculos con la radio local, así como se integra a las actividades nacionales en homenaje a Benny Moré.

Respondiendo a sus objetivos estratégicos, la filial de la FNG en Cárdenas realiza diferentes actividades y proyectos de carácter sociocultural en el municipio. De esta manera y con el acompañamiento metodológico de la oficina central de la FNG, lleva a cabo microacciones y proyectos en el Consejo Popular Los Repartos.

Movimiento adolescentes por la no violencia

Tomando como motivo de acción la caracterización de la comunidad, donde se evidenciaron manifestaciones de violencia, se creó el Movimiento adolescentes por la no violencia, cuya identificación es el color naranja y la mariposa. El color naranja porque este en algunas culturas simboliza el cambio de un estado, para el inicio de otro y la mariposa, en homenaje a las hermanas Mirabal, asesinadas durante la dictadura de Trujillo en República Dominicana, hecho que dio origen a que el 25 de noviembre fuera declarado el Día Internacional de la No Violencia contra las mujeres y las niñas.

El movimiento, relacionado con la Federación de Mujeres Cubanas, está integrado por 32 estudiantes del Preuniversitario 13 de marzo y 9 alumnos de la Secundaria Básica Guillermo Geilín.

Dentro de las actividades que promueven están:

  • Tareas investigativas (entrevistas, encuestas)
  • Talleres con la comunidad
  • Escuelas de educación familiar
  • Concursos
  • Programas radiales
  • Presentaciones en eventos locales y en el llamado Empoderamiento de la mujer, auspiciado por el Mintur y la ciudad de Québec que trabaja esta línea. Fue invitado a la Universidad de Matanzas.

Este movimiento cuenta además con un trío, dirigido por un instructor de arte, que tiene dentro de su repertorio canciones con esta temática.

Proyecto Escalando la Esperanza

Desde el año 2008 comenzó a gestarse el proyecto “Escalando la esperanza”, en sinergia con el proyecto “Transformar para educar” de la Asociación de Pedagogos de Cuba. Esta es una experiencia sociocultural educativa para la transformación social, cuya intervención comunitaria se ubica en el Consejo Popular Los Repartos; no ocurre lo mismo con los actores del proyecto e instituciones que lo acompañan, pues muchos de estos se encuentran fuera de los límites del Consejo.

Dentro de los objetivos de este proyecto ha estado complementar el trabajo de los centros educativos y las familias en cuanto a la formación en valores y criterios de resistencia cultural ante la presencia de estereotipos raciales y de género que reproducen brechas de equidad social. Para ello se ha propuesto en primer lugar transformar al maestro y luego promover espacios socioculturales diversos con la participación de la familia, la escuela y la comunidad.

A partir de un diagnóstico inicial acerca de las principales problemáticas de la comunidad estudiantil conformada por las escuelas primarias Marcelino Herrera, Armando Mestre y Carlos Manuel de Céspedes, la Secundaria Básica Guillermo Geilín y el Instituto Preuniversitario Urbano 13 de marzo, se identificó una cantidad considerable de niños y niñas como población vulnerable, la mayor parte de ellos negros y mestizos, debido, entre otras causas, a que vivían en familias con dinámicas disfuncionales, con padres alcohólicos o reclusos y madres sin trabajo o con bajos ingresos. Estos menores comenzaron a manifestar en su comunidad y en la escuela conductas inadecuadas y violentas, a las cuales se sumaron las irresponsabilidades con el cumplimiento de sus deberes como estudiantes: inasistencias, malos resultados académicos, etc. Ante esta situación, un grupo de padres, maestros y otros actores de la comunidad como los CDR, la FMC, la biblioteca municipal y miembros del Consejo Popular, comenzaron a gestionar dicha iniciativa local que, a través de la educación y la enseñanza artística, lograra dar a tales niñas y niños una mejor calidad de vida, así como garantizar su inserción social una vez concluido sus estudios del grado 12.

En sus años de implementación, el proyecto fue definiendo y ampliando sus objetivos, basándose en los postulados de la pedagogía cubana actual. Entre ellos estuvieron:

  • Facilitar la incorporación de los centros culturales y educativos más importantes de la comunidad a las actividades del proyecto.
  • Favorecer el incremento de la disciplina social, el sentido de pertenencia, elevación de los valores de identidad cultural cubana, con la celebración de actividades y el ejemplo de los implicados en el proyecto.
  • Respaldar la formación integral de los alumnos de las escuelas trabajadas, abordando la intervención desde un criterio personalizado, donde cada estrategia esté en función de la caracterización de cada infante.
  • Incorporar a los miembros de la comunidad, las organizaciones políticas y de masas del Consejo Popular “Los Repartos” a las propuestas del Proyecto, desde una mirada bio-psico-social-espiritual enfocada en la progresiva transformación del entorno.

La coordinación general de la iniciativa ha estado a cargo de la presidenta de la filial de la Fundación Nicolás Guillén en el territorio, Silvia Alderete Abreu, profesora de Español Literatura con larga y reconocida trayectoria pedagógica y capacidad de liderazgo, que ha incidido en la formación de profesionales y artistas de la cultura cardenense.

A partir del año 2016, luego de sistematizar los resultados obtenidos y socializarlos en eventos científicos nacionales, el proyecto decidió emprender una nueva etapa perfilando más sus objetivos hacia el tratamiento de la equidad social en consonancia con las líneas y ejes de la Estrategia de Desarrollo Municipal y con las nuevas necesidades identificadas en la comunidad. Desde ese momento, cuenta con el acompañamiento metodológico de la sede central de la Fundación Nicolás Guillén.